como gestionar la ira en niños

Cómo gestionar la ira en los niños

La ira en los niños es común y es importante que los padres los guíen y los ayuden a lidiar con su enfado antes de que superen sus formas infantiles de lidiar con la ira. Por supuesto, ayudar a aprender cómo gestionar la ira en los niños ayudará a estos a controlar y evitar el daño que puede causar a las relaciones y evitar el daño a sí mismo también.

De hecho, la ira puede llevar a las personas a sus límites y, con mayor frecuencia, la ira intensa puede ponerle en una situación que puede no conocer conscientemente y de la que se arrepentiría más tarde. Es importante que también se enseñe cómo gestionar la ira en los niños a una edad temprana. Esto ayuda mucho a permitirles ser individuos responsables y bien educados.

Si quieres aprender sobre cómo gestionar la ira en los niños y enseñarles a ellos a manejarla también, aquí tienes algunos consejos que pueden serte útiles.

Identificar las señales

Ayúdalos a identificar algunas señales de advertencia de ira. Es importante que el niño aprenda los signos de la ira, ya que también le dará una pista para controlar sus emociones.

A menudo, los niños actúan antes de saber que están demasiado enfadados.

Si puedes aprender cómo gestionar la ira en los niños y ver los signos previos de advertencia como dientes apretados, gritos o quejidos, pucheros o ojos en blanco o bizcos, inquietud y muchos otros… también podrán ayudarse a sí mismos a controlar sus emociones.

Enséñales señalándoles estas señales de advertencia.

Reconduce la ira

Muéstrales cómo gestionar la ira en los niños. Para ayudarte a lidiar con la ira en los niños y ayudarlos a controlarla, la mejor solución es mostrarles cómo hacerlo.

Mostrarles la calma para que se den cuenta de que pueden estar tranquilos y que sus emociones pueden ser controladas sin llegar a puntos de estrés.

Si tu está enfadado y tu hijo te está observando, entonces asegúrate de controlar tu enfado. Los niños copian la reacción de sus padres, así que asegúrate de que sus acciones modelan la forma correcta de tratar la ira.

Practica la pedología

Enseña a tus hijos a desahogar sus frustraciones sin tener que recurrir a ninguna agresión. Por supuesto, es normal que la gente e incluso los niños se enfaden, pero a esta temprana edad, tienes que aprender cómo gestionar la ira en los niños y enseñar a tu hijo algunas cosas que te ayuden a sacar la ira de este sistema sin tener que preocuparte por romper relaciones o ser demasiado violento con sus emociones.

Focaliza las emociones

Pregunta a tu hijo lo que siente. Hablar de las emociones también te permitirá sugerir formas positivas de cómo gestionar la ira en los niños.

Si han herido a alguien porque se han vuelto agresivos, asegúrate de enseñarles también a no hacer esas cosas.

Por supuesto, decirles lo que no deben hacer no es suficiente. También puedes sugerirles cosas útiles que pueden hacer cuando están enfadados para que también sepan cómo lidiar con ello si tienen que hacerlo solos.

Respeta sus tiempos

Dale tiempo e interés a las actividades de su hijo. Prestar atención a sus intereses y actividades a menudo puede ayudarles a manejar la ira o incluso a controlarla más fácilmente.

Las frustraciones en lo que hacen suelen desencadenar la ira y saber que sus padres los apoyan y están orgullosos de ellos puede a menudo disminuir la intensidad de sus fracasos y frustraciones.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *